Pago Casa del Blanco. 8 Products. Wineries index




What our customers say?
Rating 4.66/5.00 based on 58 Customer reviews. ( During the last 30 days )

Additional information by Casa del Blanco.

PLEASE NOTE: Our team is currently working on the translation of this information. You can check all these details in your language during the coming days. For additional and accurate information, please refer to the original version of this content. Our team provides this information and details in Español language. In case of doubt, misunderstanding or misreading about the content of this information you should refer to the original version of this page or contact our customer service team.
Español [ ES ]

Orígenes de la finca.

La Historia de Casa del Blanco, una finca ubicada en el término municipal de Manzanares, Ciudad Real, abarca más de 150 años donde la tierra ha visto pasar historias de gentes trabajadoras, historias de la propia Historia, luchas políticas, convulsiones varias, temporales, heladas, años de
sosiego rotos por guerras infames. La finca de Casa del Blanco ha visto pasar más de 150 años repletos de cambios pero cuya esencia sigue intacta: Amor a la propia tierra, que a pesar de los pesares, sigue siendo la misma de antes, solo que cultivada al amparo de la modernidad, de la evolución. Estos acontecimientos lejos de achicar a los García de Quesada y Aguilera supusieron, a juzgar por los datos oficiales sobre la finca Casa del Blanco, un resurgir y florecer de las tierras, especialmente aquellas destinadas a la explotación vitícola. Claro está que fue esencial
dentro de este repertorio de acontecimientos políticos un hecho impregnado de la revolución industrial vivida previamente en otros países de nuestro entorno europeo: La llegada del ferrocarril.

Finca y Viñedo.

La finca Pago Casa del Blanco dispone de un coto de caza menor, de 2.200 Ha. en el que predomina la perdiz roja autóctona; de 650 hectáreas con aprovechamiento de cereal y regadío; y por último de 150 Has. de viñedo. Apartado importante merece la cría de caballos, también presente en las instalaciones. Tras 20 años de investigaciones y de diferentes reconversiones de variedades de uva, en la actualidad Pago Casa del Blanco cuenta con 12 variedades, 4 variedades blancas y 8 variedades tintas:
- Variedades Blancas: Airén (en vaso y de secano), Sauvignon Blanc, Chardonnay y Moscatel de Grano Menudo (en espaldera y riego por goteo).
- Variedades Tintas: Tempranillo (11 hectáreas de más de 40 años con rendimientos de 2.500 kilogramos por hectárea), Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Petit Verdot, Malbec, Cabernet Franc y Garnacha.
Nosotros estamos plenamente convencidos de que para obtener vinos de máxima calidad es esencial el mimo y el cuidado de su materia prima: la uva. Por ello, nuestros esfuerzos se concentran no sólo en la bodega sino en el campo, a pie de pista. Control y selección de nuestras mejores uvas harán posibles grandes caldos. En este sentido, solemos vendimiar entre 3.000 y 4.000 kilogramos de uva por hectárea.

Uso moderado de recursos.

El respeto a nuestro medio natural nos hace sentirnos especialmente sensibles ante prácticas que conllevan la sobreexplotación y el abuso de recursos tan preciados en la zona como el agua. Nosotros no abusamos de los riegos porque no utilizamos el agua como instrumento para sobreproducir, sino como una herramienta que nos sirva para obtener frutos de mucha concentración y equilibrio, que cuenten con unos parámetros de calidad excepcionales que nos permitirán elaborar nuestros caldos en bodega con plenas garantías. De hecho, la finca de Pago Casa del Blanco posee varios pozos desde donde extraemos agua. Todos ellos están unidos a una red hidráulica que vierte su contenido a un embalse. Desde ahí se bombea a toda la finca mediante el sistema de riego por goteo. No obstante, antes el agua se prefiltra mediante hidrociclón y filtros de mayas. También aprovechamos el riego por goteo para realizar el abonado de la tierra mediante fertirrigación. Se trata de ejecutar las prácticas culturales que mejor se adapten a nuestro suelo (calizo, francoarenoso y de Ph básico) y climatología, continental extrema. A partir del envero, intensificamos nuestros controles sobre las distintas parcelas con el fin de que la uva se recolecte en el momento más óptimo y adecuado en función de la tipología de vinos que se deseen elaborar. Será entonces cuando comience la vendimia.

Manzanares testigo de la historia.

La Historia de Pago Casa del Blanco, ubicada en el término municipal de Manzanares (Ciudad Real) abarca más de 150 años donde la tierra ha visto pasar historias de gentes trabajadoras, historias de la propia Historia, luchas políticas, convulsiones varias, temporales, heladas, años de sosiego rotos por guerras infames. La finca de Pago Casa del Blanco ha visto pasar más de 150 años repletos de cambios pero cuya esencia sigue intacta: amar la propia tierra, que a pesar de los pesares, sigue siendo la misma de antes, solo que cultivada al amparo de la modernidad y de la evolución.
Alfonso Carrión dio fe en el Registro de la Propiedad de Manzanares de los inicios de la Historia de Casa del Blanco. En el mencionado Registro, de la Finca 323 de Manzanares se cuentan algunos detalles: “finca rústica denominada Casa Quintería de labor, llamada del Blanco, en término de la Villa de Manzanares, situada en medio de un pedazo de tierra, todo de 474 fanegas. Dicha tierra está dividida en cinco suertes denominadas: olivar, mangada, piqueras, pitilla y picajo. Esta finca fue
justipreciada a 146 reales fanega, y por un mayor valor por el que pudiera tener la casa, fue su precio de 68.606 reales. Doña Carlota Aguilera y Blanco, Marquesa Viuda de Navasequilla, y Don Pedro
García de Quesada, natural de Alcázar de San Juan, adquirieron esta finca como sucesores y poseedora de los bienes de los fundadores: Don Francisco Camacho, Don Gervasio Blanco, los Blancos viejos y demás agregaciones, sin que su título de adquisición resulte inscrito en este Registro y dicha Señora en unión de su hijo primogénito, Don Blas García de Quesada y Aguilera, actual Marqués de Navasequilla, vecino de dicha ciudad de Jaén, casado, la inscribió el 31 de Agosto de 1854”. La ciudad de Manzanares está marcada históricamente por su ubicación territorial: amplia llanura en el centro peninsular, a menos de 200 kilómetros de la gran urbe: Madrid. Posición estratégica aprovechada en el Medievo por la Orden de Calatrava, creadora del Castillo de Pilas Bonas, auténtico epicentro entonces de vidas y quehaceres, Castillo bajo el que nació la propia Villa allá por el siglo XIII. La Villa de Manzanares fue una de las más importantes encomiendas de la Orden de Calatrava, cuyo titular o comendador residía en el Castillo y administraba las rentas en la Orden de su término. Pero esa importancia residía (y reside) además por la posición en el mapa: punto de encuentro de dos Cañadas o veredas de las más importantes de toda España. Todo ello es efectivamente extrapolable a la Casa del Blanco porque su ubicación, su estratégica ubicación, las características
de sus tierras, la peculiar topografía y su clima continental, la hacen fértil y apta especialmente para la vid.

Bodega e instalaciones.

Las instalaciones de la Bodega de Pago Casa del Blanco ocupan una superficie global de 4.200 metros cuadrados; instalaciones que se dividen en dos zonas que están perfectamente fusionadas: Zona de Elaboración y Zona Lúdica y Social.

Zona de elaboración de la bodega.

Es una zona aséptica e idónea desde el punto de vista sanitario para la vinificación. No obstante, todos nuestros caldos cuentan con controles en nuestro laboratorio, dotado con el aparataje necesario para medir tanto en la uva como en el propio vino parámetros de calidad como el IPT, antocianos, hierro, acidez total. La bodega está diseñada para trabajar con volúmenes de uva y vino relativamente pequeños. En Pago Casa del Blanco prima la calidad. Por ello, la bodega se ha diseñado para contener equipos y dispositivos móviles frente a instalaciones fijas. De esta manera mejoramos en funcionalidad y logramos una mayor higiene y grado de asepsia. La maquinaria con la que trabajamos en Pago Casa del Blanco está diseñada para que el fruto se mime y para que todo su potencial y cualidades se trasladen a los vinos que llegan a nuestros clientes y amigos. La bodega, en este apartado de elaboración, cuenta con un espacio para la recepción de la uva anexo a la sala de vinificación, donde se ubican 16 depósitos de 20.000 litros y 5 depósitos de 6.000 litros. La forma de los depósitos es cuadrada. La relación entre el diámetro y la altura es de uno a uno. De esta manera, podemos crear grandes superficies de sombrero durante la fermentación alcohólica para así extraer del hollejo todo su potencial. La sala de barricas o de crianza cuenta en la actualidad con un parque de barricas de 300 unidades. Está dotada tecnológicamente para que sean posibles precisos y continuos controles de temperatura (15º) y humedad (80%). Aquí el vino reposa y evoluciona, bien en contacto con la madera, bien dentro de la botella, hasta que la crianza reductiva termina de redondear, afinar y pulir los vinos antes de salir al mercado. La sala de embotellado, situada junto al laboratorio, tiene una capacidad de 1.500 botellas por hora. Está dotada de los elementos tecnológicos más adecuados para mantener las propiedades del vino intactas dentro de la botella durante el desarrollo de las operaciones de filtración, enjuagado y secado del interior de las botellas, llenado en atmósfera protegida del oxígeno, encorchado. Una vez concluye el proceso de embotellado, las botellas se ubican en jaulones para reposar y madurar en el interior de la botella en la sala de crianza. Cuando los vinos alcanzan el momento óptimo para su comercialización, las botellas se introducen en una lavadora de exteriores para retirar el polvo y la suciedad acumulada durante meses o años. Seguidamente, las botellas se encapsulan, etiquetan, embalan. El trabajo en la bodega, en todos sus espacios, tiene un alto componente humano. Nuestros profesionales le dedican todo el tiempo necesario para controlar los equipos de frío, tiempo para realizar catas de vinos por depósito, en analizarlos en laboratorio, especialmente después de cada remontado. Todo ello, en base a métodos no continuos de trabajo para evitar las extracciones agresivas, las prisas, las improvisaciones.

Zona lúdica y social de la bodega.

Tiene como epicentro un amplio patio de marcado carácter manchego, con soportales laterales y una gran noria central fechada en el pasado siglo. En las diferentes estancias contamos con una sala de catas, diversas salas de reuniones, nuestra tienda de vinos, dos suites completas, cocina, despachos. Nuestro objetivo es el de crear un entorno agradable para el visitante, un entorno idóneo para poder disfrutar de nuestros vinos con la mejor compañía. La edificación global de la bodega (de diseño y construcción propios) posee dos aspectos fundamentales: integración de ésta en el entorno natural, para lo que se han utilizado en su creación materiales nobles (madera, piedra, teja y barro); y funcionalidad en el interior, lo que hace que se pueda trabajar de forma cómoda y al mismo tiempo, asegurarnos de forma correcta la higienización y la sanidad de todos los espacios, gracias también a un exhaustivo Plan de Análisis de Riesgos y Control de Puntos Críticos, ARCPC. Los toques de modernidad tecnológica de la bodega se conjugan no obstante con la tradición. Se ha logrado edificar una casa de labor manchega, pero actual, acorde a los sistemas de elaboración más avanzados aunque desprendiendo en cada parte de la construcción aromas que ponen en valor nuestro apego a la tierra. Todo ello nos brinda un entorno acogedor para disfrutar de una copa de nuestros vinos QuiXote y Castillo de Pilas Bonas.

8 Products by Casa del Blanco.

Options
Contact
Checkout